noti 25

CIUDAD DE MÉXICO | Por: NOTIMEX

 

Cruz Azul logró su segunda victoria sin mayores lujos, pero siendo más eficaz que Santos Laguna, al que derrotó con un gol del brasileño Alemao, quien, luego de reemplazar al paraguayo Roque Santa Cruz, también salió lesionado.

De entrada, la principal diferencia que había ofrecido La Máquina respecto al torneo anterior se borró pronto. Ese margen que otorgó en su primer partido Santa Cruz, tanto para jugar por fuera como por dentro, duró 11 minutos en su presentación en casa.

El guaraní pidió su cambio por una molestia muscular después de haber generado la primera ocasión de peligro en el área visitante. Entró en su lugar Alemao, otro de los refuerzos recién llegados al cuadro celeste, pero ante un rival como Santos los espacios se reducen.

Los dirigidos por Pedro Caixinha saben apretar cuando el momento nos les favorece, provocando que el balón vuelva a su control y con él la iniciativa. Más que representar un riesgo, esa apuesta del técnico portugués de apoyarse en los jugadores jóvenes le ha brindado variantes en la defensa y el ataque.

De ahí que Santos mostrara una extraordinaria capacidad de reacción, a pesar de que todavía algunos de sus refuerzos, como Luis Ángel Mendoza y Jesús Molina, no dominen por completo su sistema.

Hubo oportunidad de que los laguneros se adelantaran, sobre todo después de los titubeos que, sin importar la experiencias pasadas, siguen cometiendo los zagueros celestes.

Tras la salida del colombiano Luis Amaranto Perea, quien quedó como líder en la zona de seguridad de La Máquina fue Maza Rodríguez, quien precisamente coordina los fuera de lugar y pega de gritos cuando los laterales Fausto Pinto y Gerardo Flores no cumplen con la tarea de regresar en los contragolpes. En uno de esos descuidos Javier Orozco estuvo cerca de anotar con un cabezazo que retuvo el portero Jesús Corona.

Del otro lado, detrás del ecuatoriano Joao Rojas, Christian Giménez ha vuelto a ser el orquestador. Ambos poseen velocidad, pero Chaco tiene la virtud de los tiros de larga distancia, que pusieron a prueba al guardameta Agustín Marchesín, quien con un par de intervenciones seguidas tras un remate de Joao, realizó la salvada más espectacular del primer tiempo. Primero desvió el balón en el mano a mano y luego corrió hacia la línea de gol para barrerse y conservar el cero.

A Alemao le costó acelerar en espacios largos, pero contó con la fortuna de encontrarse un rebote en el área, en el inicio del segundo lapso (53’), con el que puso adelante a La Máquina.

Para entonces Santos empezó a caerse. Ya no fue el equipo ordenado y solvente, sino más bien hizo notar algunas imprecisiones. De eso se aprovecharon los locales, aunque terminaron jugando con el reloj para asegurar la victoria. Alemao salió con molestias físicas al 79’ y en su lugar entró Rogelio Chávez.

Comentarios

comments

 

Tags: ,