toys14

  • Un coleccionista muestra amplia gama de carritos

La colección de poco más de cuatro mil carritos de Manuel Acereto Villafaña es de todos colores, tamaños y diseños: hay clásicos, modificados y temáticos.

Acereto, vecino de la colonia García Ginerés, revela que desde que era niño tenía espíritu coleccionista, no sólo de carritos, sino de otras cosas, entre ellas timbres postales, por ejemplo. Ya adulto comenzó a coleccionar antigüedades, sobre todo de tipo sacro -sus favoritas- y ahora se dedica en particular a la colección de pequeñas réplicas de automóviles.

Calcula que tiene poco más de cuatro mil, resguardadas la mayoría en vitrinas de cristal que construyó para este fin.

La vista se satura con amplia gama de colores y diseños. Al fijarnos en alguno de los vehículos se advierten detalles en la pintura, logotipos, escudos y otras características.

Acereto comenzó en 2005 a integrar su colección de carritos; incluso algunos datan de los años 50.

En tres vitrinas resguarda los vehículos más antiguos, de las décadas de 1950 a 1980, explica.

Entre ellos están los de la marca Matchbox, que en esa época eran hechos en Inglaterra y se caracterizan por ser autos con bases de metal, un poco pesados.

Abundan los automóviles, pero también los autobuses, camionetas, tractores y remolques.

Las marcas Gorgi Toys y Majorette, esta última francesa, se pueden encontrar entre los autos antiguos.

El coleccionista indica que cuando la marca Hot Whells salió al mercado en 1968 le hizo gran competencia a la Matchbox, al grado que casi quiebra, ya que lanzó a la venta carritos que eran muy rápidos.

Matchbox tuvo que apostar por la velocidad para recuperar clientes y creó la línea “Superfast”.

Comentarios

comments