• Un secuestrador había tomado como rehén a la familia de un policía, que se encontraba fuera de servicio
  • Al llegar a casa, fue recibido con dos disparos
  • Uno de ellos impactó en el Nokia Lumia 520 que llevaba en el bolsillo del pantalón trasero, deteniendo la bala
nokia_bala1Puede que el iPhone 5S tenga un lector de huellas, y el Samsung Galaxy S5 sea resistente al agua y al polvo.

El Nokia Lumia 520 detiene las balas.

¿Quién supera eso?

Según cuenta Pocket-lint vía la web Globo, los hechos acontecieron el pasado 1 de abril en Araraquara (Brasil).

Un joven atacó a una mujer que estaba limpiando en su jardín y la retuvo, junto a su marido, en la casa, mientras otro esperaba en la puerta con una moto, para salir disparados tras el robo.

Pero entonces llegó al domicilio familiar el hijo de los secuestrados, un policía de 24 años que no estaba de servicio. Llevaba en la mano su uniforme de policía, para que su madre se lo lavase.

Al verlo entrar en la casa con el traje de oficial en la mano, el asaltante se asustó y le disparó dos tiros. Uno de ellos falló y fue a parar a la puerta del vecino de enfrente. El segundo disparo fue directo al trasero del policía.

Por suerte el smartphone Nokia Lumia 520 que llevaba en el bolsillo posterior hizo de chaleco antibalas, deteniendo el disparo.

Tal como puede verse en la imagen superior, quedó destrozado. Aquí puedes ver el agujero en el pantalón, y el casquillo de la bala:

Selection_098

Los asaltantes huyeron del lugar de los hechos llevándose joyas, dinero, celulares, y algunos relojes. Aún no han sido detenidos.

Nos es la primera vez que vemos cómo un smartphone detiene las balas. Hace unos meses, un dependiente de una gasolinera salvó la vida cuando su móvil detuvo un disparo a bocajarro que iba directamente al pecho, justo donde estaba su smartphone HTC, alojado en el bolsillo de la camisa.

 

Comentarios

comments