noti 05

TORREÓN, MÉXICO | Por: 24 HORAS | Foto: MEXSPORT

 

Santos no pudo, Chivas, no es que no quisiera, simplemente que el equipo del Chepo así juega; a lo seguro, por eso el empate a cero que Guadalajara sacó en Torreón, en la ida de semifinales, si bien abre la eliminatoria para los Guerreros, la verdad es que deja la mesa puesta para que la experiencia de José Manuel de la Torre le repita la dosis de eliminación a la que Caixinha, técnico santista, parece tendrá que acostumbrase cada vez que pisa una antesala de final en el futbol mexicano.

No fue sorpresa la equidad de fuerzas. Hace tiempo que Santos no es aquel equipo matón a la ofensiva, no es para menos, los pesos que pegaban se fueron: Benítez, Oribe, Quintero; hoy Santos sobrevive con base en mucho más orden defensivo y la eventual puntería de hombres como el Chuleta Orozco o Djaniny Tavares. El problema viene cuando no salen de vena.

Por lo demás, al equipo de Caixinha se nota que le dan comezón las semifinales. No por nada el timonel portugués se ha quedado tres veces en la antesala del partido por el título, aunque ahora tiene la opción del gol de visitante a su favor, siempre y cuando marque en la vuelta en el Omnilife, cosa que no será sencilla ante uno de los técnicos más efectivos en el esquema que maneja: José Manuel de la Torre.

Chivas en Torreón no fue distinto al que se ha visto en la campaña. Guadalajara no pierde el orden sin importar quién esté sobre la cancha, que falta Fierro, ahí está Giovani Hernández, que no anda Brizuela, Enríquez cumple, que Salcido está fuera, qué pero le ponen a Raúl López. El chiverío sabe perfectamente a qué juega , es ordenado, pero sobre todo, paciente.

Ante Santos hubo un momento en que se vio separado por los Guerreros y nadie cayó en pánico, vaya si sabra el Chepo cómo parar a su equipo para defenderse sin el balón en los pies.

¿Y Santos?, como sea es el obligado, porque el empate a cero le da el pase a la final al rebaño, y la verdad sea cierta, a José Manuel de la Torre poco le importará pasar con el candado cerrado.

Eso sí, claro que se extrañó al Marco Fabián que machacó al Atlas en los cuartos de final, pero parece que el playera 33 de Chivas sólo funciona como “crack” cuando alguien le pica la cresta.

Eliminatoria abierta para la vuelta. Santos, debe ganar o empatar con goles para avanzar, mientras que Chivas sólo tiene que hacer lo que mejor sabe, lo que los rescató del descenso y ahora, parece, los llevará a la final.

Comentarios

comments

 

Tags: , ,