Incluso si eres una de esas personas que te gusta presumir de no tener miedo a las arañas, estas harán que te asustes solo de verlas, te lo aseguro.

Nephila, arañas de seda de oro.

spider1

Hay que tener en cuenta a las damas cuando se trata del tema de las arañas. No sólo son capaces de crecer más que los hombres, con sus patas de 6 pulgadas pueden tejer telas tan gruesas no solo para atrapar insectos, sino también tal vez un pájaro o  incluso una serpiente.

Poecilotheria Rajaei

spider2

Esta especie de tarántula fue descubierta recientemente en Sri Lanka y con una separación entre las patas de unos 8 centímetros, podría sofocar totalmente la cara si así lo quisiera. Uff. Son autóctonas de la India y Sri Lanka, y prefieren vivir en los árboles viejos. Sin embargo, el número de ejemplares está disminuyendo debido a la deforestación. ¿Qué, es … una pena … supongo…

Therapohosa Blondi

spider3

Conocida como la “araña Goliat come-pájaros,” este tipo grande puede tener las patas de aproximadamente 12 centímetros por lo que es la araña más grande del mundo. No obstante, en realidad no comen aves. El apodo se lo puso un hombre que dijo haberla visto comiéndose un colibrí, pero en realidad se comen a los insectos, ranas y roedores como otras tarántulas. Sus colmillos son capaces de romper la piel humana, pero su veneno no te mataría. (No es que les haga menos aterradoras.)

Heteropoda Maxima

spider4

Apodado “La Cazadora de Hombres Gigante”, esta araña fue descubierta hace pocos años en Laos. También tienen una separación entre las patas de 12 pulgadas y se pueden encontrar al acecho en cuevas. Son rápidas y pueden extender sus piernas hacia adelante tanto como un cangrejo.

Phoneutria Nigriventer

spider5

Con unas patas de hasta 6 pulgadas, estos rastreadores son letales gracias a su veneno mortal. Es una de las arañas más tóxicas del mundo, pero por suerte hay un antídoto disponible. Ellas son autóctonas de Sur y Centro América y tienen un par de apodos descriptivos: la “araña errante brasileña” debido a su afición por paseos por los bosques de la noche y “araña bananera” porque le gusta viajar de polizón en los envíos de la fruta. Supongo que no volveré a comerme un platano otra vez!

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos en Facebook!

Comentarios

comments